16 feb. 2016

De repente tu – 7.12.15 – Henry J. White



De repente tu,
no se si llegaste
para quedarte
o para recordarme.
Aprendí de tu sonrisa,
a ser mas fuerte cada día.
De tu mirada
a perseverar en cada palabra.
De tus ideas,
a luchar desde mis versos.
Pero sin duda, de lo que mas aprendí,
fue de tu innato misterio.
De esos ojitos buenos
que viven cada sueño,
de esa sonrisa risueña,
que de tus labios se diseña.
De repente tu,
volviste para destapar
mi antiguo tintero.
Pues aun quedan palabras con las que dibujar tu alma,
sonrisas para pintar sobre tu cuerpo,
y miles de besos, rojos como el fuego, para desvelar tu sueño.
Y sentirme un par de segundos de tu corazón dueño.
Y de repente tu,
diste forma a todo tu misterio,
una de tantas cosas que te volvió
eternamente curiosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails